Mostrando entradas con la etiqueta arte en los libros. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta arte en los libros. Mostrar todas las entradas

viernes, 28 de junio de 2019

Libro del Mes: Del bien del estado religioso

Como ya es habitual, cada mes ofrecemos un nuevo contenido acerca de uno de los volúmenes que como biblioteca patrimonial resguardamos y atesoramos, con el fin de cumplir con uno de los roles más importantes que tenemos como custodios de una variada y rica colección, que es el de su difusión en diversas plataformas. 


En este caso, se trata de una obra que destaca por su rica y variada decoración como objeto bibliográfico, pero quizás uno de los aspectos más relevantes de este ejemplar sea su recorrido como objeto de lectura, y más concretamente su censura, como podremos ver. Se trata de la obra Del bien del estado religioso, escrita inicialmente en latín por el jesuita Hieronimo Plati y traducida por Francisco Rodríguez, sacerdote de la misma orden. 




Imagen de la encuadernación en pergamino del ejemplar

La edición que la BPRD custodia carece de portada y del primer capítulo completo, pero podemos saber que se trata de la edición fechada en 1595 que fue publicada en Medina del Campo (Valladolid, España) por Sanctiago del Canto (sic). Gracias a un ejemplar digitalizado y disponible en línea, se ha podido constatar que se trata de la misma edición, pues efectivamente sin la portada, estos datos son difíciles de saber con certeza. 

La digitalización se alberga en el siguiente link: http://digibug.ugr.es/handle/10481/10512http://digibug.ugr.es/handle/10481/10512


Además, es interesante poder acceder al contenido de todo un capítulo que fue eliminado, y que de acuerdo a lo que se indica en la parte final del libro que se encuentra en la BPRD, podemos saber que esta censura de contenido fue realizada al amparo de lo dictaminado por la Inquisición en 1612, que conllevó a la mutilación del ejemplar, la cual fue realizada en Lima el 2 de agosto de 1614.

Detalle de la última página, en que aparece manuscrito que se corrigió este libro de acuerdo con la Inquisición en Lima el 2 de agosto de 1614

Es relevante poder además vislumbrar que la censura llegó en aquel momento no solamente a las obras bibliográficas laicas, sino como vemos en el caso de este ejemplar, también se extendió al contenido producido por las órdenes religiosas, y concretamente en Del bien del estado religioso, a una obra producida por un jesuita, en un momento histórico en el que todavía se encontraba entre las órdenes con mayor relevancia y vigencia, que contribuyó a la expansión de los postulados católicos. No fue hasta 1767 cuando por mandato de Carlos III, la orden fue explusada de los territorios dominados por la corona. 

El ejemplar que se alberga en la BPRD debió ser reencuadernado tras la mutilación de su contenido, pues no se atisba en la encuadernación de pergamino la falta de 175 páginas correspondientes a su primer capítulo. 

Además, al haber sido eliminada dicha parte, se le generó un índice de contenidos manuscrito previo al segundo capítulo con que da comienzo este ejemplar. 



Páginas manuscritas que contienen el índice

Al interior podemos apreciar detalles habituales en un libro de esta época, como el culo de lámpara, composición editorial en la que el texto va mermando proporcionalmente su extensión al ir avanzando su contenido. 

Culo de lámpara que aparece en una de las páginas del ejemplar 

De acuerdo con el detalle que aparece manuscrito en la última página, podríamos pensar que el ejemplar llegó a Chile gracias a un intercambio comercial con Lima -a diferencia de otros ejemplares pertenecientes a la Colección de la Recoleta Dominica, que viajan desde Europa directamente e ingresan en barco por algún puerto, como Valparaíso-. Este detalle, que nos da una seña de identificación de un posible comercio interamericano para la compra de ejemplares. 

El libro además, presenta otros detalles como las características letras capitulares para adornar la letra inicial de cada capítulo. 





Letras capitulares en algunas páginas del ejemplar 

El libro está disponible para consulta en sala de lectura para las y los usuarias y usuarios que deseen apreciar estos y otros posibles detalles presentes en este ejemplar bibliográfico patrimonial.






viernes, 24 de mayo de 2019

Libro del mes: Trattato della pittura, de Leonardo da Vinci

Leonardo da Vinci (1452-1519) es sin duda uno de los personajes históricos que no solo no dejan indiferentes al público general, sino que genera una gran admiración. Recientemente, se cumplieron 500 años de su fallecimiento, y por este motivo queremos destacar el único ejemplar bibliográfico que trata en exclusiva su arte al interior de la BPRD.  



Su carácter ampliamente humanista, y su enorme talento le permitieron explorar áreas de conocimiento disímiles, logrando destacar de manera especial en la pintura por las innovaciones que introdujo y contribuyeron a formalizar la entrada del movimiento artístico denominado Renacimiento italiano, periodo que los italianos conocen como Cinquecento, que estuvo ligado a tres de los artistas más ilustres y reconocidos a nivel internacional: Miguel Ángel, Rafael y el propio Leonardo.  

Se asocia al genio con un nuevo paradigma de la pintura occidental, que aparece retratado en su Tratado de la pintura, cuya primera edición es de hacia 1550. Esta famosa obra se realizó en base a un compendio de sus escritos, sobre el que no hay consenso de quién ordenó por capítulos sus contenidos. Lo que sí es seguro es que sus escritos están basados en los escritos contenidos en el Códice Vaticano, y que efectivamente sus escritos podrían dar lugar a un ejemplar que tratara diversos contenidos de vista sobre el arte de la pintura y su quehacer, y que su repercusión hasta hoy en día ha sido de gran calado en el mundo del arte occidental. 



Por tanto, el genio renacentista no vio en vida elaborada esta obra que en la actualidad sigue siendo uno de los pilares para todos los estudiosos de la pintura. Uno de los tratados precedentes que tratan sobre la pintura es De pictura (ca. 1435) de su compatriota Leon Battista Alberti. Estos tratados, que profundizan sobre el arte a nivel teórico, ayudan a comprender la práctica pictórica realizada por los artistas, otorgándole un sustento intelectual y promoviendo la concepción del arte como lo que hoy conocemos "bellas artes", separadas y disgregadas de otros quehaceres prácticos como la artesanía en base al sustento intelectual que los creadores afirman tener, en oposición a otras artes. 

Este tipo de obras tienen mucho que ver con el espíritu del Renacimiento italiano, ya que recuperaban los valores y estética de la Antigüedad grecolatina. Recuperado en el Quattrocento, quizás uno de los tratados más importantes para la historia del arte a nivel occidental sea De architectura, escrito por Vitrubio y compuesto por diez libros, en el cual el autor afirma que el arquitecto debe ser un humanista, versado en diversas temáticas, muy acorde con la visión renacentista del artista. 

En lo específico, el ejemplar en cuestión que se alberga en la BPRD está encuadernado en cuero blanco y sus hojas son de algodón, realizadas artesanalmente. En algunas de ellas, podemos apreciar una filigrana o marca de agua compuesta por tres iniciales, como se puede ver en detalle en la imagen a continuación.  



Otro de los detalles que podemos apreciar en este ejemplar es que en una de sus hojas aparece un corte no regular, lo que da cuenta de que a la hora de cortar ese cuadernillo, quedó de manera irregular dicha hoja. Esto ocurre en algunos de los volúmenes al interior de la Biblioteca, y tiene que ver con los oficios ligados a los libros antiguos.

La mayor parte de su contenido es texto, en el que se explica con detalle cómo realizar sombras, árboles y otro tipo de vegetales, el uso de la perspectiva y otras técnicas que él utiliza, mientras que otra parte tiene que ver con la comparación entre la pintura y otro tipo de artes. 




Sin embargo, en su parte final, aparecen algunos interesantes grabados que del que mostramos una selección a continuación: 







Recuerden que si desean revisar este ejemplar, pueden hacerlo en nuestro horario de sala de consulta. 

miércoles, 20 de febrero de 2019

Recueil et parallèle des édifices de tout genre anciens et modernes remarquables par leur beauté, par leur grandeur, et par leur singularité, et dessinés sur un mêne échelle: (quatre-vingt- deuze planches)

En el mes de febrero, destacamos un libro sobre arquitectura: 

Recueil et parallèle des édifices de tout genre anciens et modernes remarquables par leur beauté, par leur grandeur, et par leur singularité, et dessinés sur un même échelle: (quatre-vingt- deuze planches).



   


Realizado por el arquitecto francés Jean Nicolas Louis Durand (1760-1834), quien fue discípulo del destacado y visionario arquitecto neoclásico Étienne-Louis Boullée (1728-1799). Durand obtuvo el segundo premio de la Academia de Arquitectura en 1779 y 1780. Se interesó por el estudio de la arquitectura y su difusión como profesor de arquitectura en la École polytechnique, donde dictó clases en las que primaban principios como la funcionalidad, la racionalidad y la economía arquitectónica, ideas que se retomaron con fuerza en el siglo XX con maestros como Le Corbusier (1887-1965). 

Durand ejerció una importante influencia no sólo en sus alumnos, sino también posteriormente, gracias a la difusión de su obra, que se complementa por otros dos libros: Nouveau précis des leçons d’architecture: données a l’Ecole impériale polytechnique y Précis des leçons d’architecture données à l’École royale polytechnique. 

El ejemplar Recueil que custodia la BPRD tiene una encuadernación holandesa, hojas de guarda marmoladas, y contiene un ex libris de la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica. En su interior, la edición contiene una portada seguida por un índice de los edificios que aparecen en las planchas, y preceden a las 92 ilustraciones en planchas que ocupan casi una plana completa, midiendo el ejemplar 51 x 70 x 3 cm., en disposición horizontal. 




La impresión fue realizada en Bruselas, y no se indica en la portada su fecha de creación. Hay constancia de que las primeras ediciones fueron realizadas entre 1799 y 1801, y este ejemplar debe ser algo más tardío en su creación, ya que difiere en algunos aspectos de las primeras ediciones que se pueden encontrar digitalizadas en internet. 

El ejemplar tiene buen estado de conservación, aunque tiene algunas manchas de foxing, especialmente en la portada. Éstas no afectan al estado de conservación del libro, que en general es bueno.


Durand se convierte con su Recueil et parallèle des édifices de tout genre anciens et modernes remarquables par leur beauté, par leur grandeur, et par leur singularité en el mentor del primer compendio mundial de arquitectura comparadaEste compendio, además, destaca porque la arquitectura representada aparece a la misma escala. En esta obra se incluyen tanto motivos ornamentales, estilos y tipologías arquitectónicas (plantas, alzados y secciones). Su valor ha sido tal para el mundo de la arquitectura, que se han realizado numerosas reediciones de esta obra e incluso facsímiles de la primera edición, que reúne y compara diferentes tipologías y estilos arquitectónicos del mundo en diferentes épocas. 



Uno de los valores más destacables de esta obra es que otorga la misma importancia a diferentes estilos de diversas épocas y lugares, generando un muestrario de posibles soluciones arquitectónicas para las generaciones venideras, que han acudido a revisar este libro como un muestrario de referencias arquitectónicas. 

En internet está disponible la digitalización de un ejemplar de 1800-1801, que se puede acceder a través de https://doi.org/10.11588/diglit.1608#0004.
Sin embargo, para tod@s aquell@s que todavía gustan del contacto con los libros artesanales y patrimoniales, en la BPRD tenemos este ejemplar disponible para su consulta en el horario de atención de sala de lectura para mayores de 18 años, y menores acompañados de un adulto. 




REFERENCIAS:


- http://www.getty.edu/vow/ULANFullDisplay?find=jean+nicolas+louis+durand&role=&nation=&prev_page=1&subjectid=500019771









jueves, 31 de enero de 2019

Museo ilustrado

La BPRD custodia tres volúmenes bajo el título Museo ilustrado. Literatura, ciencias, artes, geografía, viajes, historia, poesía, mecánica, arquitectura, agricultura, horticultura, etc. Grabados en madera y acero por los mejores artistas de París. Realizados anualmente, entre 1850 y 1852, fueron generados por la Administración del Correo de Ultramar e impresos en París en la Imprenta de Ad. Blondeau.





Son tres tomos de características físicas muy similares: encuadernaciones holandesas con cubiertas marmoladas en tonos ocre y negro, lomos en piel de color rojo, con letras y decoraciones doradas. Las hojas de guarda son marmoladas, y el primer tomo presenta un ex libris manuscrito que acuñaba la pertenencia de este tomo a un particular [en parte ilegible] visible en una de sus páginas iniciales. 









Ampliamente ilustrados, como indica su propio título, las hojas finales de cada ejemplar contienen un índice en que aparecen marcados con asterisco aquellos contenidos ilustrados con grabados. La mayoría de las ilustraciones tiene tanto marcas de la autoría de la imagen, como del grabador. En otros, sin embargo, no hay constancia de grabador o artista. 









Algunas de las imágenes reproducen pinturas albergadas en importantes museos y pinacotecas, otras remiten a arquitectura y lugares, otras grafican procedimientos científicos o ejemplares de flora. Además, la mayoría de las páginas que contienen grabados, combinan además texto, por lo que hay un interesante trabajo de maquetación presente en estos tres tomos. 









Cada uno de los tomos mide 30 x 20,5 x 3 cm. Los tomos 1 y 2 contienen 384 páginas, mientras que el tercero consta de 416 páginas. El primer tomo, además, tiene la peculiaridad de contener duplicado el primer cuadernillo, probablemente debido a un fallo de encuadernación. 

Los tres ejemplares llaman la atención por ser publicaciones realizadas íntegramente en castellano y haber sido impresas en París. Su público, por tanto, era hispanohablante, y como la misma publicación indica, la parte gráfica fue realizada por los mejores artistas de París. En ellos, no aparece una autoría clara asociada a cada uno de los textos, lo que indica la importancia de la editorial para la elaboración de contenidos. 

Se hace mención a la Editorial Correo de Ultramar en la publicación La Literatura Española en Europa, 1850-1914disponible en el siguiente enlace (Freire y Ballesteros, 2017, p. 266). 

También podemos encontrar estos tres ejemplares en la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile (BCN), como se puede ver en el siguiente enlace, por lo que la circulación de los mismos no fue exclusiva de España. De acuerdo a lo enunciado por Freire y Ballesteros, tenía la misión de difundir la cultura en España y América, siguiendo el modelo de la publicación La ilustración inglesa (Op. cit.).

Hubo otras publicaciones similares en castellano, y con el mismo fin de difundir conocimientos misceláneos entre lo científico y lo humanista, acompañados de ilustraciones. Uno de ellos, aunque más tardío y realizado en España, sería El museo universal. Periodico de ciencias, literatura, artes industria y conocimientos utiles, publicado en Madrid por la imprenta de Gaspar y Roig, entre 1862 y 1864, conteniendo igualmente parte gráfica acompañando al texto. 

Los temas en que se dividen sus tomos son:
  • Pintura, dibujo y grabado
  • Arquitectura
  • Monumentos, vistas, paisajes (este contenido solamente aparece en el tercer tomo)
  • Literatura y moral
  • Usos y costumbres
  • Ciencias y artes
  • Mecánica, invenciones, descubrimientos
  • Agricultura y horticultura
  • Geografía, viajes
  • Historia, biografía


Estos contenidos que se pueden extraer de su índice, no aparecen en orden correlativo a lo largo de los tomos, sino que se encuentran intercalados, lo que incide en el carácter misceláneo de la publicación.

De acuerdo con Pérez (2005, p. 208), la sección "Usos y costumbres" era habitual en este tipo de publicaciones, entre las que se encuentran El museo universal. Periodico de ciencias, literatura, artes industrias y conocimientos utiles, publicado en Madrid por la Imprenta de Gaspar y Roig editores, entre 1862 y 1864. Esta edición, ya realizada en España, probablemente sigue el modelo del Museo ilustrado, contando con una temática mixta, y siendo también ilustrado como su predecesor. En la Biblioteca Palafoxiana, ubicada en Puebla, se puede encontrar este periódico madrileño, de acuerdo a la información publicada en la web de la Biblioteca Daniel Cosío Villegas. 

En las páginas de Museo ilustrado, escritura y grabados se complementan a la perfección, siendo las imágenes ilustrativas y representativas del texto, logrando una sintonía entre ambos contenidos. Asimismo, podemos ver en sus páginas reflejada una historia de la mentalidad y una forma de entender el mundo y difundir el conocimiento que son propias del siglo XIX: el auge del grabado, los contenidos que combinan ciencia y humanismo, y una visión del mundo europeocentrista, todos ellos rasgos muy decimonónicos que aparecen plasmados en estas ediciones, que son una delicia desde el punto de vista del objeto-libro. Destaca la calidad de sus páginas, de los grabados y una textualidad rica en conocimientos y difusión, que consiguen aunar deleite y conocimiento para el lector.

Cualquiera de los tres ejemplares se puede consultar en sala de lectura en el horario de atención a público, de martes a jueves de 9:30 a 13:00 y de 15:00 a 17:00 horas.


BIBLIOGRAFÍA:

- Freire López, Ana María; Ballesteros Dorado, Ana Isabel (coord.): La Literatura Española en Europa, 1850-1914. Madrid: UNED, 2017.
- Pérez Salas, María Esther: Costumbrismo y litografía en México: un nuevo modo de ver. México: Universidad Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Estéticas, 2005.

WEBS DE REFERENCIA: 

https://www.bcn.cl/catalogo/
- http://biblio.colmex.mx/bib_dig/