Mostrando entradas con la etiqueta Grabados. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Grabados. Mostrar todas las entradas

jueves, 31 de enero de 2019

Museo ilustrado

La BPRD custodia tres volúmenes bajo el título Museo ilustrado. Literatura, ciencias, artes, geografía, viajes, historia, poesía, mecánica, arquitectura, agricultura, horticultura, etc. Grabados en madera y acero por los mejores artistas de París. Realizados anualmente, entre 1850 y 1852, fueron generados por la Administración del Correo de Ultramar e impresos en París en la Imprenta de Ad. Blondeau.





Son tres tomos de características físicas muy similares: encuadernaciones holandesas con cubiertas marmoladas en tonos ocre y negro, lomos en piel de color rojo, con letras y decoraciones doradas. Las hojas de guarda son marmoladas, y el primer tomo presenta un ex libris manuscrito que acuñaba la pertenencia de este tomo a un particular [en parte ilegible] visible en una de sus páginas iniciales. 









Ampliamente ilustrados, como indica su propio título, las hojas finales de cada ejemplar contienen un índice en que aparecen marcados con asterisco aquellos contenidos ilustrados con grabados. La mayoría de las ilustraciones tiene tanto marcas de la autoría de la imagen, como del grabador. En otros, sin embargo, no hay constancia de grabador o artista. 









Algunas de las imágenes reproducen pinturas albergadas en importantes museos y pinacotecas, otras remiten a arquitectura y lugares, otras grafican procedimientos científicos o ejemplares de flora. Además, la mayoría de las páginas que contienen grabados, combinan además texto, por lo que hay un interesante trabajo de maquetación presente en estos tres tomos. 









Cada uno de los tomos mide 30 x 20,5 x 3 cm. Los tomos 1 y 2 contienen 384 páginas, mientras que el tercero consta de 416 páginas. El primer tomo, además, tiene la peculiaridad de contener duplicado el primer cuadernillo, probablemente debido a un fallo de encuadernación. 

Los tres ejemplares llaman la atención por ser publicaciones realizadas íntegramente en castellano y haber sido impresas en París. Su público, por tanto, era hispanohablante, y como la misma publicación indica, la parte gráfica fue realizada por los mejores artistas de París. En ellos, no aparece una autoría clara asociada a cada uno de los textos, lo que indica la importancia de la editorial para la elaboración de contenidos. 

Se hace mención a la Editorial Correo de Ultramar en la publicación La Literatura Española en Europa, 1850-1914disponible en el siguiente enlace (Freire y Ballesteros, 2017, p. 266). 

También podemos encontrar estos tres ejemplares en la Biblioteca del Congreso Nacional de Chile (BCN), como se puede ver en el siguiente enlace, por lo que la circulación de los mismos no fue exclusiva de España. De acuerdo a lo enunciado por Freire y Ballesteros, tenía la misión de difundir la cultura en España y América, siguiendo el modelo de la publicación La ilustración inglesa (Op. cit.).

Hubo otras publicaciones similares en castellano, y con el mismo fin de difundir conocimientos misceláneos entre lo científico y lo humanista, acompañados de ilustraciones. Uno de ellos, aunque más tardío y realizado en España, sería El museo universal. Periodico de ciencias, literatura, artes industria y conocimientos utiles, publicado en Madrid por la imprenta de Gaspar y Roig, entre 1862 y 1864, conteniendo igualmente parte gráfica acompañando al texto. 

Los temas en que se dividen sus tomos son:
  • Pintura, dibujo y grabado
  • Arquitectura
  • Monumentos, vistas, paisajes (este contenido solamente aparece en el tercer tomo)
  • Literatura y moral
  • Usos y costumbres
  • Ciencias y artes
  • Mecánica, invenciones, descubrimientos
  • Agricultura y horticultura
  • Geografía, viajes
  • Historia, biografía


Estos contenidos que se pueden extraer de su índice, no aparecen en orden correlativo a lo largo de los tomos, sino que se encuentran intercalados, lo que incide en el carácter misceláneo de la publicación.

De acuerdo con Pérez (2005, p. 208), la sección "Usos y costumbres" era habitual en este tipo de publicaciones, entre las que se encuentran El museo universal. Periodico de ciencias, literatura, artes industrias y conocimientos utiles, publicado en Madrid por la Imprenta de Gaspar y Roig editores, entre 1862 y 1864. Esta edición, ya realizada en España, probablemente sigue el modelo del Museo ilustrado, contando con una temática mixta, y siendo también ilustrado como su predecesor. En la Biblioteca Palafoxiana, ubicada en Puebla, se puede encontrar este periódico madrileño, de acuerdo a la información publicada en la web de la Biblioteca Daniel Cosío Villegas. 

En las páginas de Museo ilustrado, escritura y grabados se complementan a la perfección, siendo las imágenes ilustrativas y representativas del texto, logrando una sintonía entre ambos contenidos. Asimismo, podemos ver en sus páginas reflejada una historia de la mentalidad y una forma de entender el mundo y difundir el conocimiento que son propias del siglo XIX: el auge del grabado, los contenidos que combinan ciencia y humanismo, y una visión del mundo europeocentrista, todos ellos rasgos muy decimonónicos que aparecen plasmados en estas ediciones, que son una delicia desde el punto de vista del objeto-libro. Destaca la calidad de sus páginas, de los grabados y una textualidad rica en conocimientos y difusión, que consiguen aunar deleite y conocimiento para el lector.

Cualquiera de los tres ejemplares se puede consultar en sala de lectura en el horario de atención a público, de martes a jueves de 9:30 a 13:00 y de 15:00 a 17:00 horas.


BIBLIOGRAFÍA:

- Freire López, Ana María; Ballesteros Dorado, Ana Isabel (coord.): La Literatura Española en Europa, 1850-1914. Madrid: UNED, 2017.
- Pérez Salas, María Esther: Costumbrismo y litografía en México: un nuevo modo de ver. México: Universidad Autónoma de México. Instituto de Investigaciones Estéticas, 2005.

WEBS DE REFERENCIA: 

https://www.bcn.cl/catalogo/
- http://biblio.colmex.mx/bib_dig/

jueves, 3 de enero de 2019

EXPOSICIÓN METRÓPOLIS, 2018

La exposición Metrópolis (del 20 de octubre al 20 de diciembre de 2018) se dedicó al tema del grabado en los libros, dos elementos plenamente ligados tanto en el ámbito histórico de los libros como en su evolución.

El gran protagonista de esta exhibición, realizada por el Centro Internazionale della Grafica di Venezia y curada por Andreas Kramer, fue el libro de artista homónimo. El ejemplar, realizado gracias a la unión de grabados de 303 artistas de todo el mundo, incluyendo artistas chilenos, es un libro construido en "leporello" (acordeón) del cual se realizaron solamente tres ejemplares, que miden aproximadamente 60 metros lineales. 

El ejemplar exhibido en la BPRD ha transitado por diferentes sedes, y tras la muestra se realizará su donación a la Biblioteca Nacional de Chile.






















La necesidad de reproducir la misma imagen dio lugar a la creación del grabado, cuyo principio es que una matriz sea la portadora del dibujo, y mediante un procedimiento mecánico (plancha) se pueda generar un sinfín de duplicados de la misma imagen, manteniendo su carácter de copia única, pues nunca una reproducción es exactamente igual a la otra.

Hay una diversidad de técnicas asociadas al grabado, que tienen que ver con la forma en que se trabaja la matriz (que puede ser de diferentes materialidades y requerir de diversos útiles de trabajo) siendo algunas de las más conocidas la xilografía (sobre plancha de madera), la litografía (realizada sobre piedra), la calcografía, la talla dulce o buril, el aguafuerte, el aguatinta (todos ellos realizados sobre planchas metálicas), o la serigrafía (reproducción de imágenes sobre cualquier material, que transfiere tinta a través de una malla).

La mayoría de las técnicas se realizan con tinta de color negro, lo cual produce contrastes entre este color en combinación con el color del papel, habitualmente blanco. Otras, sin embargo, combinan diferentes colores tanto en el propio proceso de grabar como con posterioridad, en iluminaciones que pueden generar una mayor cercanía con la realidad. Algunos grabadores combinan diversas técnicas en el mismo grabado para lograr diferentes texturas o detalles.

A su vez, el grabado ha tenido un correlato con la reproducción de imágenes para libros y otros impresos en diversos formatos, cuya finalidad era la reproducción masiva, regularmente de ilustraciones o motivos decorativos que forman parte del libro.

En la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica hay una gran variedad de ilustraciones grabadas en las páginas o incluso en sus encuadernaciones realizadas en muy diversas técnicas, que son el reflejo de la tremenda variedad de formatos que son capaces de ser reproducidos en papeles y encuadernaciones que finalmente acabaron siendo ilustraciones de libros que tratan diversos temas, y son capaces de complementar las narrativas presentes en estos ejemplares patrimoniales. En ocasiones, se pueden encontrar varias técnicas diferentes que conviven en el mismo ejemplar, o incluso la mano y en ocasiones la firma de diferentes artistas en el mismo ejemplar.


Múltiples artistas trabajaron el grabado como expresión artística. Algunos de los más reconocidos son Rembrandt, Goya, Picasso, Warhol, Durero o Hopper. Otros, como Gustave Doré son famosos por las ilustraciones que realizaron para graficar ciertos libros.

Muchos de los libros reunidos para esta muestra pretenden dar cuenta del grabado en cuanto arte al interior de los libros que la biblioteca custodia, y en los cuales se pueden apreciar trazos, juegos de luces y sombras, e incluso algunas composiciones que ya se encuentran en el imaginario de todos, como es el caso de algunos grabados de El Quijote.


La selección de libros generada pretendía dar cuenta de la diversidad de técnicas, tanto en blanco y negro como a color, presentes en la BPRD: xilografías, calcografías, oleografías, etc. Incluso hay una amplia variedad de temáticas que reflejan la multitud de contenidos o materias rastreables al interior de la propia Biblioteca (enciclopedias, diccionarios de historia natural, arte, física, obras literarias, entre otros). 








Los grabados que aparecen en los ejemplares de la Biblioteca, pueden estar insertos en encuadernaciones, frontispicios y primeras páginas, mientras que otros tienen un valor iconográfico en que las imágenes complementan y enriquecen el texto. Otras obras remiten a la técnica e historia del grabado, o bien a destacar algunos artistas relevantes. 

Algunos de los ejemplares de la BPRD destacan por su valor artístico, iconográfico o histórico, como los grabados realizados por Gustave Doré, un mapa desplegable presente en un ejemplar de La Araucana o un tomo de la primera enciclopedia francesa, dedicada a reproducir cómo se realizan algunos grabados.






"Las maravillas del grabado" es uno de los libros que se muestran en la BPRD durante esta exposición. Fruto de un estudio previo, esta publicación había sido investigada, como se documenta en la web de la propia Biblioteca. Forma parte de la Colección Biblioteca de las Maravillas, en la cual están presentes grabados tanto en su encuadernación como otros al interior, que acompañan al texto.