Mostrando entradas con la etiqueta biblioteca patrimonial. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta biblioteca patrimonial. Mostrar todas las entradas

jueves, 7 de noviembre de 2019

Libro(s) del mes: Voyage pittoresque en Asie et en Afrique

En el mes de octubre se inauguró la exposición temporal Jardines Humanos realizada en colaboración con la Bienal de Artes Medialesla que propone comprendernos como especie diversa y en constante mutación, a través de un diálogo entre el trabajo del artista chileno Francisco Navarrete Sitja y una selección de libros de la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica. En ella, se encuentran expuestos algunos libros pertenecientes a la BPRD que tienen relación con la concepción del ser humano como sujeto perteneciente a razas y etnias diferentes.

La muestra, con un marcado carácter antropológico y cultural, pretende ser motivo de reflexión en nuestra sociedad actual, desde una retrospectiva histórica. En este marco, la sección de libros de viajes perteneciente a la colección de la Recoleta Dominica ha sido muy valiosa para poder aportar a la construcción cultural y la representación de tipos humanos en la muestra. En esta sección encontramos varios libros que se hacen eco de la presencia de viajes de occidentales a partes remotas del mundo, hecho que marcó el devenir del siglo XIX y que configuró una nueva mirada del mundo, casi siempre con tintes exóticos y de asombro en la confrontación de configuraciones humanas culturalmente disímiles.

En esta ocasión, presentamos como libro del mes Voyage pittoresque en Asie et en Afrique. Résumé général des voyages anciens et modernes [...] par J.-B. Eyriès. Accompagné de Cartes et de nombreuses Gravures sur acier d'après les dessins de Jules Boilly. Editado en París en 1841 por Fune et Cie, Libraires-Éditeurs, el ejemplar patrimonial que se encuentra en la Biblioteca resulta interesante además por los grabados que reproduce, y que dan cuenta de costumbres, vestimentas y rasgos fisionómicos característicos de los habitantes de Asia y África. Este ejemplar finalmente no se está exhibiendo en la muestra, pero sí se exhiben ejemplares similares, por lo que puede ser consultado en sala de lectura por aquellas personas interesadas.


Tras su portada, las primeras páginas realizan un recorrido tanto escrito como visual de Asia, mientras que en su segunda parte tratan las costumbres, rasgos y paisajes africanos. 










Resulta interesante cómo a través de sus páginas se describen sociedades, lugares, costumbres, hábitos y paisajes tanto naturales como humanos, insertándose sus contenidos en el contexto curatorial de la exposición.

Sus últimas páginas contienen un índice analítico de contenidos, junto con dos mapas desplegables en que se representan los continentes que desarrolla el libro.




viernes, 28 de junio de 2019

Libro del Mes: Del bien del estado religioso

Como ya es habitual, cada mes ofrecemos un nuevo contenido acerca de uno de los volúmenes que como biblioteca patrimonial resguardamos y atesoramos, con el fin de cumplir con uno de los roles más importantes que tenemos como custodios de una variada y rica colección, que es el de su difusión en diversas plataformas. 


En este caso, se trata de una obra que destaca por su rica y variada decoración como objeto bibliográfico, pero quizás uno de los aspectos más relevantes de este ejemplar sea su recorrido como objeto de lectura, y más concretamente su censura, como podremos ver. Se trata de la obra Del bien del estado religioso, escrita inicialmente en latín por el jesuita Hieronimo Plati y traducida por Francisco Rodríguez, sacerdote de la misma orden. 




Imagen de la encuadernación en pergamino del ejemplar

La edición que la BPRD custodia carece de portada y del primer capítulo completo, pero podemos saber que se trata de la edición fechada en 1595 que fue publicada en Medina del Campo (Valladolid, España) por Sanctiago del Canto (sic). Gracias a un ejemplar digitalizado y disponible en línea, se ha podido constatar que se trata de la misma edición, pues efectivamente sin la portada, estos datos son difíciles de saber con certeza. 

La digitalización se alberga en el siguiente link: http://digibug.ugr.es/handle/10481/10512http://digibug.ugr.es/handle/10481/10512


Además, es interesante poder acceder al contenido de todo un capítulo que fue eliminado, y que de acuerdo a lo que se indica en la parte final del libro que se encuentra en la BPRD, podemos saber que esta censura de contenido fue realizada al amparo de lo dictaminado por la Inquisición en 1612, que conllevó a la mutilación del ejemplar, la cual fue realizada en Lima el 2 de agosto de 1614.

Detalle de la última página, en que aparece manuscrito que se corrigió este libro de acuerdo con la Inquisición en Lima el 2 de agosto de 1614

Es relevante poder además vislumbrar que la censura llegó en aquel momento no solamente a las obras bibliográficas laicas, sino como vemos en el caso de este ejemplar, también se extendió al contenido producido por las órdenes religiosas, y concretamente en Del bien del estado religioso, a una obra producida por un jesuita, en un momento histórico en el que todavía se encontraba entre las órdenes con mayor relevancia y vigencia, que contribuyó a la expansión de los postulados católicos. No fue hasta 1767 cuando por mandato de Carlos III, la orden fue explusada de los territorios dominados por la corona. 

El ejemplar que se alberga en la BPRD debió ser reencuadernado tras la mutilación de su contenido, pues no se atisba en la encuadernación de pergamino la falta de 175 páginas correspondientes a su primer capítulo. 

Además, al haber sido eliminada dicha parte, se le generó un índice de contenidos manuscrito previo al segundo capítulo con que da comienzo este ejemplar. 



Páginas manuscritas que contienen el índice

Al interior podemos apreciar detalles habituales en un libro de esta época, como el culo de lámpara, composición editorial en la que el texto va mermando proporcionalmente su extensión al ir avanzando su contenido. 

Culo de lámpara que aparece en una de las páginas del ejemplar 

De acuerdo con el detalle que aparece manuscrito en la última página, podríamos pensar que el ejemplar llegó a Chile gracias a un intercambio comercial con Lima -a diferencia de otros ejemplares pertenecientes a la Colección de la Recoleta Dominica, que viajan desde Europa directamente e ingresan en barco por algún puerto, como Valparaíso-. Este detalle, que nos da una seña de identificación de un posible comercio interamericano para la compra de ejemplares. 

El libro además, presenta otros detalles como las características letras capitulares para adornar la letra inicial de cada capítulo. 





Letras capitulares en algunas páginas del ejemplar 

El libro está disponible para consulta en sala de lectura para las y los usuarias y usuarios que deseen apreciar estos y otros posibles detalles presentes en este ejemplar bibliográfico patrimonial.






martes, 28 de mayo de 2019

Exposición libros de pequeñas dimensiones

Desde el mes de marzo y hasta el mes de agosto, la BPRD ofrece una exhibición en su salón museal que trata sobre los libros de pequeñas dimensiones.


Debido a que este formato aumenta la cantidad de libros que se pueden exhibir en cada una de las vitrinas, a su vez se dificulta la posibilidad de poder ofrecer la información asociada a cada ejemplar. Sin embargo, les ofrecemos a continuación el detalle de cada libro expuesto, ordenado por vitrinas, para poder difundir con detalle la información de los libros de pequeño formato al interior de la Biblioteca, que están en exposición.



Esta exposición fue realizada en colaboración con Ediciones Liz, y tanto su selección como la investigación curatorial fueron producto del trabajo conjunto entre la BPRD y la editorial.



Recuerden que pueden consultar estos ejemplares en sala de lectura una vez que la exposición haya finalizado, dentro de nuestro horario de atención a usuarios.

viernes, 11 de enero de 2019

HAI EXCOMUNION

Las bibliotecas han sido desde su creación depositarias de saber y lugares que son fuente de conocimiento para sus usuarios. Sin embargo, algunos de sus ejemplares han sido objeto de deseo para los bibliófilos (amantes de la posesión de fragmentos o libros completos que resultaran escasos, de gran valor artístico o documental), así como de destrucción del saber que albergan en sus páginas, por motivos ideológicos principalmente.

Ante la situación de despojo que sufrieron las bibliotecas durante la época moderna, y dado que los eclesiásticos eran quienes custodiaban la mayor parte del patrimonio bibliográfico en Occidente, la medida a tomar llegó a involucrar a la máxima autoridad eclesiástica, provocando que en 1568 el Papa Pío V ordenara un decreto por el cual se excomulgaba a las personas que realizaran actos de enajenación o destrucción del material bibliográfico.

Una de las cédulas más famosas por su contenido es la que se exhibe en la Biblioteca Histórica de la Universidad de Salamanca (España), que reza así:

“HAI EXCOMUNION / RESERVADA A SU SANTIDAD / CONTRA CUALESQUIERA PERSONAS / QUE QUITARAN, DESTRUYEREN, O DE OTRO CUALQUIER MODO / ENAGENAREN ALGUN LIBRO, / PERGAMINO, O PAPEL / DE ESTA BIBLIOTHECA, / SIN QUE PUEDAN SER ABSUELTAS / HASTA QUE ESTA ESTE PERFECTAMENTE REINTEGRADA


Para los católicos, la excomunión era una de las penas más duras que se les podía aplicar, pues suponía su salida de la vida comunitaria católica. Este hecho, unido a que el patrimonio eclesiástico era poseído mayoritariamente por las órdenes religiosas y otras autoridades religiosas, nos remite a un tiempo remoto en que el conocimiento y la religión eran prácticas estrechamente unidas, casi indisolubles, de lo que la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica es prueba y testimonio de este quehacer. 

Rodrigo Arriaza, profesor en artes y voluntario de la BPRD, quien tiene amplios conocimientos en diseño y maquetación, realizó el diseño de esta cédula informativa que desde finales de 2018 ambienta la Biblioteca, a la vez que habla de su propio quehacer mismo como fuente de conocimiento, investigación, pero también como lugar donde se puede ejercer lo que en la actualidad se denomina como tráfico ilícito. 

Tanto el texto, como buena parte del esquema de la cédula de la BPRD, se basan en la ya famosa cartela de la Biblioteca Histórica de Salamanca, en España, a la que se incorpora el logo de la BPRD.


Por otra parte, este tipo de textos marcan el primer intento de disuadir a aquellos que desean hurtar o destruir materiales bibliográficos, lo que ha ido evolucionando tecnológicamente con el tiempo. Penado por ley en Chile y en muchos otros países, el hurto o supone un atentado contra la propia obra en sí y contra la difusión del conocimiento que almacena el libro o la obra en cuestión. Además, el valor económico también se ve afectado por la falta de información tanto textual como visual o de alguna de sus partes, pues no olvidemos, que los libros como objetos están conformados por diversas partes y por tanto, cualquier menoscabo de información o de alguno de sus componentes, afecta al conjunto de la pieza en sí.


Este diseño impreso y ubicado en la sala de la BPRD se ha convertido en un recurso museográfico que alude a la importancia de las bibliotecas como fuente de conocimiento, a las prácticas de sus usuarios y a los intentos por disuadir prácticas que suponen un menoscabo de información para todos, afectando al patrimonio bibliográfico en sí mismo.

En la sala de lectura de la Biblioteca, también se exhibe una réplica de esta cédula, con el fin de instalar el tema del tráfico ilícito tanto a visitantes como usuarios de la BPRD.