jueves, 3 de enero de 2019

Actividades Exposición Mundial de Ilustración Botánica. Flora Chilena

Como es habitual, en paralelo a cada exposición temporal que se realiza en la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica, se generan una serie de actividades complementarias a la misma, con el fin de  proponer una diversidad de panoramas de extensión a la comunidad por un lado, y además poder ampliar los conocimientos vinculados a las diferentes exposiciones.

Durante los meses que estuvo abierta a la comunidad la Exposición Mundial de Ilustración Botánica. Flora Chilena, se realizaron diferentes días de apertura los días sábado para generar visitas guiadas a la muestra, algunas de las cuales estuvieron acompañadas de las personas que generaron la muestra. Esos días, las barandas que habitualmente los visitantes no pueden traspasar, estuvieron abiertas con el fin de que todos pudieran apreciar de cerca y con detalle cada obra.




Durante los meses de invierno, se realizaron algunas clases particulares por integrantes de CINC. Alumnas y alumnos de dibujo de flora pudieron trabajar en el anterrefectorio de la Recoleta Dominica, reproduciendo ejemplares de violeta persa.







Como colofón a esta exposición, se realizó una feria de ilustración botánica en la Recoleta Dominica. Los asistentes pudieron ver herbarios, cuadernos de artistas ilustradores científicos y visitar la exposición explicada por los propios integrantes del proyecto, quienes conversaron sobre su metodología de trabajo y sobre el propio concurso que dio pie a esta exhibición. 
















miércoles, 2 de enero de 2019

Exposición mundial de ilustración botánica. Flora chilena

En colaboración con el Círculo de Ilustradores botánicos de Chile (CINC) se realizó la Exposición mundial de ilustración botánica. Flora chilena, que reunió las composiciones de diversos artistas representando algunos de los ejemplares más destacados de las plantas nativas que habitan en Chile.

Entre el 18 de mayo y el 29 de septiembre de 2018, la flora y sus ilustraciones se dieron cita en la BPRD, que vistió sus muros con diversas especies endémicas de Chile. 




El proyecto elaborado por CINC se engloba en una colaboración de ilustradores botánicos a nivel mundial para para crear un registro de la diversidad vegetal en la actualidad y exhibir obras de las plantas nativas que habitan cada uno de los países participantes, que tiene como fin último visibilizar la importancia de la conservación de la diversidad botánica del planeta.




El Círculo de Ilustradores Naturalistas de Chile convocó a ilustradores y artistas botánicos a un concurso pionero en Chile, que fue la antesala de este proyecto expositivo, con el que se trabajó a la par el conocimiento científico y el quehacer artístico, potenciando el trabajo conjunto interdisciplinar.

Como ya es habitual, la exposición además contempló una selección de libros de las colecciones de la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica, obras que se destacan por su aporte al conocimiento científico, con autores clásicos. El trabajo de selección fue realizado por los curadores e investigadores Daniel González y Valentina Cáceres.



En el acervo de la biblioteca se incluyeron algunos de los volúmenes más destacados en la tradición de la botánica occidental. El más antiguo se remonta a una edición de 1555 del tratado De la materia medica i de los venenos mortiferos, de Pedanio Dioscórides Anazarbeo, y que fue considerado como el texto por excelencia de la disciplina durante más de mil quinientos años.



Entre los ejemplos asociados a nuestro país, sobresalen el Atlas de La historia física y política de Chile de Claude Gay en dos versiones, y Estudios sobre la flora de las Islas de Juan Fernández de Friedrich Johow, investigación pionera en torno a las plantas del archipiélago, que hasta el día de hoy posee un valor referencial.



En la selección de ejemplares, se buscó por una parte destacar las conexiones históricas entre la ciencia, la imagen y el libro, en especial poniendo énfasis en cómo el libro actúa por una parte como vehículo para la expresión del conocimiento científico, y por otra como soporte para su difusión. De esta manera, la ilustración botánica parece debatirse entre los cabos de la objetividad de la representación y la calidad estético-artística contenida en los volúmenes.

En paralelo, la muestra busca hacer visible al espectador los principales ejemplares de la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica respecto a este tema, con el fin de dar cuenta del gran valor de la colección a nivel nacional.

jueves, 13 de diciembre de 2018

BITÁCORA PASANTÍA EN CONSERVACIÓN BIBLIOGRÁFICA, 2018

1ª Sesión (3 de septiembre de 2018): Presentación de los siete integrantes de la pasantía, más la directora de la Biblioteca, Carolina Nahuelhual. La primera sesión fue un recorrido a los depósitos de la biblioteca patrimonial, seguido de una presentación sobre la historia y evolución del papel. Fotografías tomadas por el voluntario Rodrigo Arriaza.


Pasantes en Conservación 2018, de izquierda a derecha: Francisca Barrientos, Fernanda Duque,  Erick Faúndez, Nicanor Hauyon, Sandra Figueroa, Pablo Jara, Javiera Castillo. 

2ª Sesión (10 de septiembre de 2018): Los pasantes de la biblioteca y la directora, Carolina Nahuelhual, visitan los otros depósitos de la Biblioteca Patrimonial, ubicados en el primer piso, hasta llegar a la sala museal donde se encuentra exhibida parte de la colección bibliográfica de la Biblioteca que contiene más de 30.000 volúmenes, datada desde los siglos XVI al XX. También mostró una segunda presentación, que consistía en dar a conocer los tipos de impresiones de los libros, la confección de libros, los tipos de papel y encuadernación, o diseños de portadas.

3ª Sesión (24 de septiembre de 2018): Realización del taller de elaboración de cajas y sobres para la conservación de libros, principalmente libros que se encuentran en mal estado (sea por plagas, friabilidad del libro, entre otros). Se realizó un ejercicio de confección de cajas, con ayuda de la asistente profesional de la Biblioteca, Raquel Abella. En el ejercicio se realizó una caja y un sobre, todos libres de ácido.












4ª y 5ª Sesión (1 y 8 de octubre de 2018): Procedimiento de conservación preventiva de los libros, a través de limpieza superficial o completa, se usaron guantes y delantal para el trabajo. Los materiales que se usaron en la conservación fueron brochas para la limpieza de los libros, y se diseñó un contenedor elaborado en papel para la realización de la limpieza.
Se realizó un taller sobre limpieza y conservación, a cargo de la encuadernadora Liz Gallegos. Limpiamos vitrinas, se ayudó a colocar las cunas que sostienen a los libros y evitan su excesiva apertura, y se realizaron separadores de páginas con cintas de mylar, para mantener los libros abiertos, sin que sufran daños.
Se finaliza la limpieza del libro y se inicia la realización de la ficha de conservación del libro asignado.




6ª Sesión (17 de octubre): Preparación del montaje de los libros de la BPRD a exponer en la exposición de grabado Metrópolis realizada en la Biblioteca Patrimonial.




7ª y 8ª Sesión: (22 y 23 de octubre): Elaboración de etiquetas con información bibliográfica (rotulación) que se pega en las cajas libres de ácido para los libros en mal estado. La información contiene: la clasificación del libro, el nombre del autor, país, año, editorial o impresión, páginas, número de inventario, y otros números que se consideraran de gran valor e importancia para el registro bibliográfico (ejemplo: R0093 o números de inventario y clasificación anteriores). 


9ª Sesión (29 de octubre): Taller de elaboración de cajas de conservación, realizado por Liz Gallegos. Se realizaron ejercicios prácticos para la confección de las cajas.



10ª Sesión (5 ,8, y 9 de noviembre): Participación en la I Jornada sobre el Libro Antiguo, organizado por el Círculo de Investigadores y Estudiosos del Libro Antiguo, y la Biblioteca Patrimonial Recoleta Dominica.


11ª Sesión (12 de noviembre): Realización del taller de encuadernación realizado por Liz Gallegos, quien enseñó los tipos y procedimientos para la elaboración de una buena encuadernación de un libro para su restauración. También nos mostraron ejemplos de casos prácticos, y de las decisiones a tomar para intervenir el tipo de encuadernación que tiene valor patrimonial e histórico.










12ª13ª y 14ª Sesiones: (26 de noviembre, 3 y 10 de diciembre) En las últimas sesiones de la pasantía, se realizó la conservación preventiva de libros antiguos, a través de limpieza superficial y completa, más elaboración de cajas y fichas de registro de conservación, además de la elaboración de rótulos para identificar los ejemplares que fueron almacenados en cajas de conservación.














15ª Sesión (12 de diciembre): Evaluación Final realizada por la directora de la Biblioteca Patrimonial, Carolina Nahuelhual.

Tras estos meses de capacitación y trabajo en equipo, la mayoría de los y las pasantes, mostraron interés en poder continuar trabajando con algún tema presente en la Biblioteca, principalmente en el formato de investigación, para lo que deberán seguir colaborando con la BPRD a partir de ahora como voluntarios.